AGRADECIENDO EN TODO TIEMPO

Den gracias a Dios por todo, porque esto es lo que él quiere de ustedes como creyentes en Cristo Jesús. 1 Tes. 5:17

En momentos de adversidad puede ser muy difícil enfocarnos en lo bueno que tenemos, por lo general estamos enfocados en lo que nos ahoga, en el obstáculo que tenemos por enfrentar; nos da vueltas en la cabeza una u otra opción para solucionar nuestro problema.

Parte de ejercitar nuestra fe es ser agradecidos sin importar las adversidades que nos sobrevengan, ya que esto reafirma la confianza que tenemos en que nuestro Dios es más grande que cualquier gigante que nos quiera intimidar.

Agradecer en cualquier situación significa comprender que las dificultades para Dios, son simplemente oportunidades para demostrar su poder y derramar su gloria sobre nuestras circunstancias.

Así que, sin importar en donde nos encontremos demos gracias a Dios, pues esto madurará nuestra fe y nos permitirá poner una sonrisa en su rostro, pues a Èl lo agradamos con nuestra fe.

OREMOS:  Amado Padre Celestial, enséñanos a soltar todo afán y a serte agradecidos en toda circunstancia, para que podamos ejercitar nuestra fe en ti.  Amén.

EL AGRADECIMIENTO CONSTANTE REVELA UN CORAZÓN LLENO DE FE

938 Visitas, 1 Visitas hoy

Comentarios